martes, 5 de enero de 2010

Leyenda del puente el Infiierno


Una moza guapa del Puelo iba con leche a Cangas, todos los días, recorría María unos once kilómetros lo mismo que si en los pies tuviera alas pa facer tiempo y falar con su mozo, que yera de Cangas, y todos los días la esperaba y la acompañaba hasta el río Narcea, el que pasa por debaxo del puente.
Los padres de la rapaza non i dexaban falar con Ramón por lo demas él era buen mozo y trabajador. Y un día antes de despedirse contoi María al mozo la amenaza de los padres de ella de meterla en un convento antes de consentir en el casorio, y fala que fala –porque los dos se querían mucho, y lloraban mucho-. Non vieron que pasaron las horas, era ya muy tarde y el barquero non oía llamar pa pasar a la rapaza. ¿Entos que fizo? Pos…. Despidió a Ramón y dixoi que no pasara pena ninguna, que antes de ir pa con las monxas escapábase callando ya iría a buscalo, y en casa de los padres de él había de vivir hasta que los casaran, una que quisieren los padres de ella, ya dos que non, La pobre, tuvo viéndolo marchar, corre que corre lloco de alegría, pero ella , bien que lloraba porque el barquero, nada, non salía de la choza y la luna taba ya muy alta y ella non podía pasar el río; y como tenía un padre tan malo que lo mismo la mataba si sabía que falaba una palabra con el mozo, y aquel día por falar con él mas de la cuenta ya era la medianoche, empezó a gritar si no había alguno que la ayudara a pasar, cuando oyó una voz que dixo: “Si me das el alma, póngote un puente pa que pases”… “Si doitela” dixo María, y el puente fixoxe solo y la rapaza pasó, y lo más extraño ye que llegó a la hora de siempre, el oscurecer, Al otro día , y los padres de María los primeros, non quedó ni un vecín de estos contornos que non fuera a ver la obra del diablo… desde entonces, el puente ye “El Puente del Infierno”. María y Ramón casaronse y tuvieron muchos fios
(Leyenda recogida por Flor de León, seudónimo de Rosario Suárez de Barbón, para el periódico el Progreso de Asturias en Cuba)

5 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Cuántas historias comienzan así, con jóvenes teniendo que desplazarse a diario... cuánto miedo a eso que ahora hacemos en la comodidad y refugio de un coche.

Mizar dijo...

¿Por qué el Puente del Infierno? en cualquier caso, sería del ángel o del hada madrina o del mago de la lámpara ¿o es que ese puente la llevó al infierno finalmente?

Xurde dijo...

Pa que luego digan que el diañu ye malu, seguro que lu conoce Tinín que nos ta faciendo puentes, autopistes, túneles pa que pasen aves y hasta fizo una autovia minera (con lo jodiu que ta esi gremiu).

Buenu Loli, un abrazu per grande, ye un placer vete caleyando pol mi güertu.

Cako dijo...

Cuantas obras son logradas por cambios en nuestra percepción?
Si tan solo ahí centráramos nuestros esfuerzos, podríamos ver puentes y vaya a saber cuantas cosas mas, que pertenecen a lo desconocido.

Arruillo dijo...

El amor no tiene fronteras y rompe cualquier impedimento que ante él se opone. La historia de ese puente no deja de ser un ejemplo más de los muchos que hay, y si no te puedes dar una vueltecita por un clásico: El Decamerón, ya verás cuantos y cuantos artilugios habitan en la mente humana para romper todos los muros.
Que tengas un feliz año
Un beso