martes, 9 de marzo de 2010

El Güerco


En Asturias se cuentan las hazañas de un perro negro terrible, de tamaño enorme, con cuernos y orejas largas….
Habita en un recinto tenebroso que se llama el Borrón, otros dicen que vive debajo de la torre de Hércules en La Coruña, en el fin de la tierra. Sale por las noches y recorre las calles, plueblos , campos aullando siniestramente seguido de los perros del lugar, y sirviendo de augurio de desgracia para cuantos halla en su camino.

Se despertó un labrador por la noche, advierte una gran claridad por la ventana y asombrado se levanta
-¡Caramba, si ya es de día…! ¿Cómo me habré dormido de esta manera hasta tan tarde?
Se fue a llamar al vecino, y se van a la tierra, se ponen a segar sin descanso. Al poco tiempo ven un perro que se acerca por el camino hacia el prado, un perro grande, negro, silencioso, que los mira con dulzura y siguen su labor con interés. Van formando montones con la hierba, sin ocuparse del perro, limpiándose el sudor que les cae por la cara, como cuando trabajan bajo el sol del mediodía…. Y de pronto, sale el sol…… los labradores se detienen , se contemplan asustados y sorprendidos dándose cuenta que la claridad que veían era la de la luna…..
Dando media vuelta uno de ellos mira a su alrededor
-¿La hierba que segamos donde está?
“no se sabe dónde está, puesto que el campo permanece intacto, y no hay en él una brizna separada por la guadaña..
¿y el perro, donde está el perro “El perro ya no está allí, ha desaparecido ante sus ojos, como si se hubiera convertido en el aire… Y ya saben entonces los labradores, buenos hombres, lo que les compete hacer; prepararse a morir, el perro es el güerco que llegó hasta ellos como aviso de la tumba que les espera.

5 comentarios:

Pluma Roja dijo...

Muy interesante historia, en Guatemala, se dice de un perro a quien se le llama el "cadejo" es un perro negro, grande y con ojos de fuego. Se dice que cuida a los borrachos acompañándolos hasta su casa. cuentos costumbristas.

Saludos cordiales,

Placer pasar por tu casa a leerte.

thot dijo...

Me encantan tus historias !!!

Muchas gracias

virgi dijo...

¿No será el perro de los Basckerville?
Sonrisas, Loli

Miguel Baquero dijo...

Qué bonita historia. Tengo un amigo aficionado a la mitología asturiana y me había hablado mucho sobre brujas, xanas y cuélebres, pero nunca había oído hablar del güerco.

Bonita historia, muy bien contada

carmen dijo...

Mi querida Loli, hacia tiempo que no entraba en tu blog, que está imparable... lleno de mitologías astures, que nos regalas a todos.

Sabes, este verano le ponía a mi padre tu SANGRE DE LA CASÍA Y DEL BARREDAL, y leía tus post, en especial el que le dedicaste a tu padre, y a tu abuelo Sabino...

Esos textos más cercanos a él, también agricultor de olivos y labrador de tierra, le gustaban especialmente. A veces se emocionaba y se le quebraba la voz... esta era mi forma de preparando para lo inevitable.

Murió el 25 de marzo, tranquilo, en casa, y rodeado por los suyos. Cuento esta pérdida en mi blog unsitiodiferente, que me gustaría leyeras.

Un abrazo grande, grande y Axa salu!

un sitio diferente