jueves, 28 de abril de 2011

Cabruñar


Pronto llegará el tiempo de la hierba, estos días veo como los prados se van cubriendo de ese manto verde, que servirá para alimentar al ganado de alta montaña, y de repente me he acordado de mi abuelo y mi padre a la sombra de una final en el Barredal, (Belmonte de Miranda) cabruñando, para luego ir a segar, ¡que pena que no tenga documentación grafica! Que no dispusiera en aquellos años de una camara de video o fotográfica, pero bueno siempre nos queda Internet, y algunos privilegiados han captado imágenes que pronto serán un recuerdo e historia etnográfica
Cabruñar es el habilidad de afilar la guadaña para procurar un buen corte. Este arte que se va extinguiendo con el paso de los años por las nuevas generaciones de herramientas modernas como las segadoras, desbrozadotas… sigue utilizándose para recortar y segar sin tener que comprar una maquina Moderna, la guadaña llega a sitios abruptos mejor que ninguna maquina

http://www.youtube.com/watch?v=tVxCACriHhY&feature=related

4 comentarios:

Casía dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=tVxCACriHhY&feature=related

Om Shanti dijo...

Ay Loli! el cabruñar se acaba!eso sí mi abuelo mira la desbrozadora por el rabillo del ojo como si fuera un engendro del demonio jaja
Besinos.
Noe.

Anónimo dijo...

Chamame muitu l'atinción la patsabra "Cabruñar". Fai nun sei cuantu tiempu que nun la uyía. Van acabánduse estas cousas tradicionales, ya cambianlas pur esus enxendrus del diañu, que nun fain más que atronar a unu. Quitan cuatru yervas del mediu'l prau,ya lu de xuntu la paré, hay que pelalu "esbeirar", cuna gadaña,ya pa esu fai falta afilala, cabruñala bien, pa que tsuegu corte bien. Falaríabus un ratadín destas tsabores, peru nun ía nin el sitiu, nin el mumentu. Lu malu ía que pierdense las viechas custumes, ya nun queda cuasi naide que s'alcuerde. En fin ía una pena.
Salúdubus.(Estu ía Patsuezu)

Arben dijo...

Que razón tienes amiga Loli!, cuantos oficios se van perdiendo en tan corto espacio de tiempo por el camino.
En mi zona aunque no se usaba tanto la guadaña, eramos más de hoz ("fouza", para la hierba y el trigo y el "fouciño", algunos de un tamaño considerable, para recoger tojos en el monte para la cama de los animales) la palabra para afilarla es muy parecida a la vuestra: crabuñar.