domingo, 25 de julio de 2010

El Pan


Hoy domingo como casí siempre voy a la panadería de Otero a compara el pan de leña que tanto nos gusta; he tenido suerte, está calentito recién sacado del horno, subiendo hacia casa, vuelven recuerdos de aquellos días en que tuve la suerte de ver a mi tía Leonor en Sanzo (Pezos) cocer el pan.
Era aquel día especial, un nerviosismo nos invadía, para mí todavía más, ya que aquel ritual ademas de llamarme la atención, tenía su gran premio pan calentito, recién horneado, blandito, y además ya puestos en faena pues también se elaboraban ricas mantecadas.
Era este día un gran esfuerzo para las mujeres,ya que no se podían olvidar las otras tareas de la casa y quehaceres ganaderos.
Primero había que acarrear la leña cerca del forno, la tarea de amasar, en la antigua masera donde esperaba el "formiento", allí se dejaba tapado con un gran paño blanco; mientras se esperaba a que subiera la masa, se encendía el forno con la leña "arroxar" hasta que tenga buena temperatura. Mientras va cogiendo la temperatura adecuada se hacen las fogazas, unas nueve por formanda sin olvidar el pequeño pan de "San Pantaleon" que antiguamente se regalaba al primer pobre que pasara por la puerta.
Las porciones de masa (fogazas sin hornear) ya están esperando, ahora hay que limpiar el horno de brasas, para ello usamos el rodal y el baxase (una escoba de ramas). Ya está listo el forno así que vamos metiendo la fogaza en el horno con ayuda de la "paira" sin olvidar hacerle una cruz y rezándole una oración
A S. Pantaleón que lo saque bon
A S. Justo de pouco lo volva moito
A S, Vicente que lo acrecente
A S. Bartolo que saque bon bolo
y a S. Froilán que saque bon pan
con el forno lleno se cierra y la espera se hace eterna, pero el resultado ...
¡¡¡¡Uyyyy! que estoy en la puerta de casa, ya he vuelto a dejarme llevar por mis recuerdos, ¿ creéis que merece la pena?

4 comentarios:

mariajesusparadela dijo...

Sí, merece la pena.

OM Shanti dijo...

aish Loli..pagaba por ver el fornu de mi casa funcionando..

carmen dijo...

Seguro que sí... ese valor del pan recién hecho es una bendición!

Un abrazo, y axa salu!

un sitio diferente

Merce dijo...

mmmm si es que me llega hasta aqui el olor del pan horneado en un horno de los de verdad... :)

Biquiños

P.D. Animate, tienes galicia a tiro de piedra :)