viernes, 24 de septiembre de 2010

Cuento el ratón de campo y el ratón y de aldea


Eran dos ratos que se encontraron en el monte. Ún estaba muy gordo y muy
guapo, y el otro daba pena mirar pa él, taba muy flaco porque pasaba “muita fame.” Díxo-lle el flaco:
—¿Cómo tas así gordo y así guapo este año que nun hay nada que comer
nel monte, que nun houbo nada de cosecha? Eu tou chen de pasar fame y nun
sei cómo tú te podes encontrar así ben.
D íxo-lle el gordo:
—Mira, tou n’un molín, alí hay meiz*, hay trigo, hay farina, como todo
cuanto quero, nun paso falta de nada.
—¿Y nun hay gato?
—Sí, home, sí, hay un gato que ta medio bobo, é muy viejo y ta sempre
durmindo. Vente conmigo, nun seas bobo, xa verás que ben lo vas a pasar.
Conque el rato flaco veuse vindo tras del gordo, chegaron a porta del
molín y víu el gato, y díxo-lle:
—Y bueno, ¿y tú pasas por xunta d’él y nun fai nada?
—No, home, non, xa lo verás.
Pasóu pra un lado, pasóu pra l’outro, presumiendo con la cabeza alta y el rabu tamen, pero al volver pasar, vaise el gato,
abre os ollos y víulo, cóyelo coa pata y ¡al buche!, coméulo.
E l outro, que taba observando na porta, dixo él:
—Bueno, pos vólvome por unde vin, porque ¡vale más tar flaco nel souto
que gordo na barriga d’outro!14
6

2 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Cómo me ha gustado esta versión de un cuento que está en todo el mundo.

maluferre dijo...

Me ha encantado, Casia....y además el leer en asturiano es un verdadero placer.
Saludos