jueves, 16 de septiembre de 2010

La manteca


La manteca en Asturias, es conocida por varios nombres, mantega, manteiga, mantecha.... Este derivado lácteo, suponía un lujo en la alimentación de los habitantes del mundo rural,ya que la mayoría de las mantecas que se generaban se vendían en los pueblos, en ferias o a casas que las encargaban; era una manera más de llevar unos "cuartos" a la maltrecha economía del hogar.
El proceso de fabricación de este alimento básicamente, era introducir la leche y las natas en un recipiente (mazadeira) y batirlo enérgicamente hasta conseguir unas bolas; se escurría el suero y se amasaba hasta conseguir una sola bola compacta que luego se dibujaba con ayuda de algún objeto, sea un tenedor, vaso, cuchara....
A grandes rasgos esta es la teoría, pero ya sabéis que me gusta más contaros la otra cara, de estas acciones del trabajo rural asturiano
Mientras se mazaba pra sacar la manteca las mujeres solían cantar ironizando sobre la acción que estaban desempeñando:
Mazate Tcheichí
de vaca Mosea
tanta manteca
como una caldera

Mazate mantega
y entrate en mios ñates
primero yo te coma
que el amu de les vaques

Mazate mantega
de Valdeburón
primero yo coma
que vuelvas al zurrón

Me acuerdo de un cuento un tanto malicioso que me contó mi abuelo, en una de aquellas estancias en el Barredal voy a intentar abreviarlo:
Era un mozo que el probe era medio tonto, y un día su madre fizoi una manteca para que y la llevara a casa de su novia ya que quería casalo cuanto primero mejor, ya que aunque era muy bueno, daba un poco la lata, faciendo preguntas sobre todo y todo el día.
Así que tando faciendoy la manteca, el guajón no paraba de day la lata la madre, pregunta que pregunta, dando vuoltas alredor d'ella, la mader ya no aguantaba más, terminó de facei la manteca y dijoi:
-toma, llevai la manteca a la tu novia y así dejasme un poco tranquila (mientras se la envolvía en papel de estraza
El mozu coge la manteca y mirando pa ella preguntai a la madre
-¿Y donde y la llevo?
-¡Metela en "cu" si te paez!¡pero marcha y dejame en paz!
El guajón sin pensalo dos veces, mete la manteca en la entrepierna y marcha camin de casa la noza
Cuando llea a casa la moza tou contento con el regalo dase cuenta que se está derritiendo la manteca y coge a la moza por el brazo y dicei abriendo un poco el pantalon por la cintura:
-coge pan y moja aquí,
que fixolo mi má
pa tí y pa mí

La foto es buscada en internet, me recuerda a las que me bajaba una señora de Faidiello encargadas por mi abuela a ver si engordaba un poco ya que siempre fui muy delgada

4 comentarios:

luisa dijo...

Muy buena la entrada.

Yo recuerdo que mi abuela también lavaba la manteca, en alguna parte del proceso, para eliminar todos los restos de suero. ¡Qué ricas aquellas mantequillas que me hacía!

Me he reído a carcajada limpia con el cuento del guaje y la manteca. Enhorabuena, está muy bien narrado.

virgi dijo...

Tienes un repertorio inmenso de personajes. No había leído los últimos y ahora he hecho un repaso.
Acerca del maíz, te diré que en Canarias se come mucho, después de tostado y molido (gofio).Se usa en muchas ocasiones.
Y en las épocas de penuria, fue siempre un alimento fundamental.
Un fuerte abrazo

María del Roxo dijo...

Ja, ja, qué bueno! Y qué recuerdos de la infancia, mazando manteiga y adornándola con la cuchara de madera. Muchas gracias por recordárnoslo.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Y esa leyenda negra del sacamentecas con el que se metía miedo a los niños...
Saludos.