viernes, 25 de febrero de 2011

Leyenda del Pozu Fullaicos

Leyenda del pozu Fullaricos

Vivía en el concejo de Salas, en Ablaneda, en un castillo bastante grande un noble viudo con una hija guapísima, muy buena pero muy, muy, caprichosa.
Como su hermosura era famosa por todos, no le faltaban regularmente, numerosos pretendientes que venían de muchos y variopintos territorios que llegaban allí para ver de cerca su gran belleza. Ella estaba encantada con ser el centro de atención.

Pero un buen día llegó a sus oidos que una dama que vivía en el castillo de Belmonte era tambien bellísima y empezó a sentir la envidia dentro de su ser.
Moraba por aquellos lares un demonio, que enterado, de la envidia despertada en aquella joven, se mostró ante ella, y le prometió una belleza tan deslumbrante que jamás nadie le haría sombra, solamente a cambio de su alma. La joven estuvo un poco confusa ante tal propuesta, pero finalmente acabo aceptando.
Pasó el tiempo y cada vez eran mas los pretendientes que llegaban para pedir su mano. El padre un poco cansado de tanto ajetreo de gentes, le pidió a su hija que eligiese marido y pusiese fin a ese trasiego. Ella como no sabía muy bien que cualidades valorar y no estaba muy decidida por ninguno, optó que su padre le buscara uno que tuviera buenas cualidades y fuese bien parecido. Como el padre tampoco estaba seguro, hizo convocar a los pretendientes para hacerles saber que el primero de ellos que lograse traer agua del pozo de La Espina hasta el castillo, sería el elegido.
Al cabo de unos dias, tres fueron los que se presentaron, dos de ellos bien parecidos pero el tercero era cojo, feo y bastante desaliñado. Comenzaron a trabajar con gran esfuerzo los bien parecidos, mientras que el cojo no hacía nada. Cuando ya no quedaba muy poco para terminar, los apuestos jóvenes se retiraron para finalizar su faena temprano y el más rápido tomar la mano de la joven.
Pero a la mañana siguiente, vieron que el cojo se había adelantado y el agua había sido llevada hacia el castillo.
El padre, aunque dudó bastante de ofrecerle a su hija, no pudo incumplir su palabra y finalmente cedió.
Fue llevado hasta la doncella y en cuanto ésta vió a su futuro marido, le reconoció al instante, como el diablo al que le había vendido su alma, y exclamó:
¡ Antes el mismo Dios todo el palacio éste y los que en él estamos hundiría, que me casara yo con quien almas compra, pues de cierto que también las vendería !
Se hizo una tremenda explosión y todo el castillo se hundió, desapareciendo

6 comentarios:

OZNA-OZNA dijo...

esta asturiana te da las gracias por deleitarnos con la magna belleza de esta leyenda, un besin muy muy grande

El tejon dijo...

Bonita y desconocida leyenda para mi.
Saludos.

maluferre dijo...

Me encantan las leyendas y si son de nuestra tierrina, más.
Un saludin

iglesiasoviedo dijo...

Preciosa leyenda que he leído de corrido, esperaba otro final, pero que desapareciera todo no.
Gracias por tu visita y comentario.
Me gustan las leyendas y pienso quedarme para seguir disfrutando de ellas.
Un abrazo.

kai51 dijo...

Yo he vivido en la zona de Salas y nunca oí esta hermosa leyenda. Gracias por traerla y recordarnosla.
Un saludo

loscollaresdemaria dijo...

Gracias por tu visita a mi blog. Muy bonita leyenda.